El nombre de la Parroquia

Nos recuerda el dogma definido por el Papa Pío IX, el 8 de Diciembre del año 1854, que declaraba que la Virgen había sido concebida libre del pecado, sin mancha, pura, desde el instante mismo de su concepción, por singular gracia de Dios Omnipotente, en atención a los méritos de Jesucristo, Salvador del género humano.

En el corazón creyente de los fieles chilenos siempre ha habido una gran veneración por la Inmaculada Concepción.

Con ese título se apareció a Bernardita en Lourdes, Francia en 1858. Así también, preside a nuestra ciudad desde el Cerro San Cristóbal.