Noticias
Viernes 13 de Septiembre, 2019

“Nuestro matrimonio, 63 años de compromiso generoso de la mano de Dios”

 



Testimonio de Mónica Valdés


Uno de los grandes tesoros que tenemos en nuestra Iglesia, son la experiencia de nuestros hermanos, quienes a lo largo de los años, han ido construyendo comunidad paso a paso.

Hoy compartimos con ustedes la entrevista que realizamos a Mónica Valdés, esposa de Oscar Hamm, miembros de nuestra comunidad parroquial hace aproximadamente 55 años: “Lleguamos a la parroquia en la época de los padres holandeses, y desde ese entonces, se ha transformado en nuestro segundo hogar” son las primeras palabras que nos comentó.

Mónica(84) es esposa de Oscar Ham hace casi 63 años, con quien ha formado una hermosa familia con 5 hijos, 12 nietos y 3 bisnietos: “Desde que llegamos a la parroquia con mi marido, siempre hemos sido muy participativos.  En aquellos años, trabajamos mucho con los sacerdotes, por ejemplo, a mi me tocó formar la Ayuda Fraterna junto a otras mujeres, cuando se repartían cajas de alimentos a las familias más necesitadas (algo que hasta el día de hoy se hace con las ‘Cajas de María’), también iniciamos el ropero, y años más tarde comencé a colaborar con el programa ‘Trabajo para una hermano’ que inició en la parroquia como sede de Vitacura” expresó.

Al mirar la historia, recuerda con gratitud los años en que habían formado una comunidad de base con 6 matrimonios que participaban activamente, con quienes se reunían una vez a la semana “Cada vez que teníamos una celebración, nos organizábamos, pedíamos cooperación a los feligreses, y entre todos preparábamos unos ricos cócteles para la fiesta patronal, los aniversarios, etc.  También, en ese entonces la gente no cantaba mucho en las misas, así que, se nos ocurrió formar un coro y así animar a la asamblea con la música. Nos diría Miguel Barros y los 15 que estábamos, ensayábamos una vez a la semana para la misa del domingo, incluso, el primer disco de Navidad de la comuna fue realizado con este coro ¡Qué lindos recuerdos!”, añadió.

Al momento de hablar de cómo Dios ha sido parte de su historia como matrimonio, Mónica destaca “Siempre hemos participado de la Eucaristía con mi esposo, Dios es quien sostiene nuestras vidas y nuestro matrimonio. Mi marido fue uno de los primeros ministros de comunión en Santiago, y se formó con los sacerdotes que estaban en la parroquia cuando llegamos a Vitacura, y con el paso de los años, yo también me formé como tal.  Recuerdo cuando los padres hacía algo así como ‘Educación religiosa en la misa’, donde preparábamos una pequeña actuación y la realizábamos en el momento de la homilía. Mientras el padre estaba hablando en el ambón, yo entraba a la Iglesia con mis hijos hablando fuerte y riéndonos, entonces, todos nos quedaban mirando y entonces el sacerdote, tomaba la palabra y explicaba la forma correcta de entrar a la Iglesia ¡qué buenos tiempos aquellos! Muchos años después, cuando con mi marido cumplimos 50 años de casados, el padre Juan nos sentó en una mesa adelante, junto a nuestro hijos e hizo de esa mesa el altar ¡esos gestos fueron hermosos! … ese día, él quiso que solo nosotros diéramos la comunión, así mostrabamos la importancia de ser como familia, la primera Iglesia.

Finalmente, Mónica comparte una bella reflexión con nosotros “Doy gracias a Dios porque comparto la vida con un hombre que cree en Él y participamos juntos en esto, porque así nos comprendemos mutuamente; imagínense que, a pesar de que mi marido ya tiene 93 años, seguimos participando siempre de la misa.  Por eso, me gustaría dejar como mensaje a las nuevas parejas, decirles que vale la pena casarse para toda la vida, aunque hoy pareciera que a algunas personas les da miedo el compromiso a largo plazo, y olvidan que nuestro Padre les va a sostener siempre...yo les digo, los nuestros, han sido 63 años de compromiso generoso de la mano de Dios y le agradecemos infinitamente por ello”.

“Mi amado es para mí, y yo soy para mi amado” 
(Cantares 6,3)



Av Vitacura 3729, Vitacura, Región Metropolitana
Teléfono: 22 208 1730
E-mail: secretariapinmaculada@iglesia.cl