Noticias
Viernes 06 de Septiembre, 2019

“La Pastoral de enfermos es un don de Dios”

 



Testimonio de sor Úrsula Tapia


Siguiendo con nuestro ciclo de entrevistas a los agentes pastorales y miembros de la comunidad parroquial, en esta ocasión, conversamos con sor Úrsula, religiosa ursulina que pertenece a la Pastoral de Enfermos. 

Al preguntar cómo fueron sus inicios en este servicio, nos comentó: “Las personas encargadas de la pastoral me pidieron un reemplazo; por supuesto accedí y desde entonces participo, realizando el apostolado de visitar a los enfermos en sus hogares”.

Durante todo este período de participación, ha conocido a muchas personas a quienes ha llevado a Jesús sacramentado, y en estas visitas destaca lo siguiente: “He experimentado cuánto necesitan las personas ancianas y los enfermos, recibir al Señor en sus casas, tener un rato de conversación con quienes los visitan. Me ha impresionado profundamente la fidelidad y la devoción  con que reciben la comunión y también la gratitud de sus familias por este servicio que entrega la parroquia”.

Si bien es cierto, ir al encuentro de los que más sufren, es uno de los tantos apostolados que existen en nuestra parroquia, sor Úrsula destaca que, en especial este tipo de pastoral “es un don de Dios”, ya que de los enfermos se aprende fidelidad pues, “para los que no estamos en esa situación nos cuesta asumir: aceptar la condición de debilidad, de inmovilidad, en algunos casos, de soledad, aunque sea parcial” agrega.

Finalmente, sor Úrsula enfatiza que la Pastoral de Enfermos es también un servicio urgente de la Iglesia que se preocupa por todos sus hijos y sale en busca y en ayuda especialmente de los que están impedidos por alguna razón de acudir a la parroquia”, y por eso también “es sobre todo una respuesta personal a lo que Jesús nos enseña en el evangelio: buscarlo y encontrarlo a ÉL en los demás”.

"El fruto del silencio es la oración, el fruto de la oración es la fe,
el fruto de la fe es el amor, el fruto del amor es el servicio y el fruto del servicio es la paz"
(Madre Teresa de Calcuta)