Noticias
Miercoles 31 de Octubre, 2012

Encuentro con Dios que renueva y fortalece

 


Hace algunos meses tuvimos la alegría de vivir un día de oración y reflexión, en el retiro de la parroquia Inmaculada Concepción. Hoy, compartimos el testimonio de Álvaro Cruz, feligrés de nuestra parroquia y miembro del consejo parroquial, tras vivir esta experiencia de retiro.

En medio de la rutina diaria y las exigencias del trabajo, los estudios y los quehaceres cotidianos, muchas personas buscan encontrar espacios para detenerse un momento, hacer silencio interior y encontrarse con el Señor. Es una necesidad que invita y llama a cada uno a mirarse y escuchar el querer de Dios.

Álvaro Cruz, padre de familia e integrante del consejo de la Parroquia Inmaculada Concepción, quiso compartir en las siguientes líneas su experiencia de oración, en el retiro parroquial desarrollado en el mes de septiembre y predicado por el Padre Eduardo Howard.

Su principal motivación a vivir el retiro, explica, fue parar un poco y dirigir la mirada al Señor. "Siempre es bueno hacer un alto en la agitada vida diaria y darle un mayor tiempo a Dios y a uno mismo para encontrarse con Él. No basta la sola misa semanal, para mí es necesario, profundizar la fe, con momentos de oración y recogimiento prolongados, que son difíciles de encontrar en el día a día. Tenía la posibilidad real de dedicar un tiempo más detenido a la reflexión, a la oración y de recibir una mayor instrucción por parte de quien da el retiro, en este caso, el padre Eduardo", expresó.

A través de la prédica y las claves de oración entregadas en el retiro, fue posible que las personas vivieran una experiencia profunda y fecunda. "Indudablemente la experiencia del retiro es positiva. Se generó un ambiente muy agradable, de familiaridad y cariño. El tema escogido por el padre Eduardo sobre la Participación de los laicos en la Iglesia, es muy actual y sin lugar a dudas nos lleva a la reflexión y un mayor compromiso", señaló nuestro
entrevistado.

La oración y la reflexión que propicia un espacio de retiro llevan a cada persona a discernir un llamado personal, que en el caso particular de Álvaro, se manifiesta en un compromiso a seguir construyendo Iglesia. "Hacer Iglesia es una labor de cada día, para quienes estamos comprometidos con ella y con Jesús. Por consiguiente, lo vivido y rezado en el retiro refuerza ese compromiso y nos ayuda a seguir en ese camino", concluyó.





Galerias:

Av Vitacura 3729, Vitacura, Región Metropolitana
Teléfono: 22 208 1730
E-mail: secretariapinmaculada@iglesia.cl